lunes, octubre 29, 2018

Del ministro y la Luz.



sábado, octubre 20, 2018

Indupan A.G.



lunes, julio 09, 2018

Logo industriales.

jueves, marzo 29, 2018

El trabajo de hacer pan.



lunes, febrero 19, 2018

Buscando labor en el servicio público.

De forma especial, me dedicaré a reseñar esta acción de búsqueda de trabajo en el ámbito de la conducción de vehículos, en una repartición pública del Estado de Chile; específicamente, en el Ministerio de Obras Públicas OO. PP.
Dada mi experiencia laboral en la conducción de vehículos livianos y pesados, esta oferta me llamó la atención y realicé la postulación, como el llamado lo requería. Entiéndase que no es llegar y presentarse en la repartición que solicita postulantes para ocupar un cargo; sino, se debe comenzar por obtener papeles oficiales para ser presentados, en primera instancia, en estos concursos públicos.
  1. Curriculum Vitae en el formato del Ministerio.
  2. Licencia de Enseñanza Media.
  3. Carta de declaración de postulación.
  4. Hoja de vida de conductor.
  5. Copia de licencia de conducir.
  6. Recomendaciones de las jefaturas anteriores.

Todos estos antecedentes, debían ser presentados en las oficinas de la dirección de aeropuertos del Ministerio de Obras Públicas, en Morandé 59, piso 12. Las fechas de inicio y término de este acción, estaban dadas en el llamado: del 28 de diciembre de 2017, al 10 de enero de 2018.
Se logró reunir toda la documentación solicitada para el concurso de conductor de vehículo liviano y auxiliar, siendo entregada dentro del plazo estipulado. Aquello fue antes del 10 de enero del año en curso. De esta forma, comenzó el proceso de selección.

El día 19 de enero, recibo correo electrónico con la indicación que los antecedentes curriculares son satisfactorios y he de presentarme a una evaluación técnica el día 24 de enero.

Aproximadamente, a la cita llegaron 10 personas. Todos debíamos rendir una prueba de conocimientos técnicos de mecánica y tránsito, surgiendo una particularidad en la especificación del test a realizar: este sería, también, vinculante con el de conducción de camiones.
Surgió la aprensión de uno de los participantes. Éste se refirió al encabezado del concurso y señaló que: no estaba contemplada la conducción de camiones en el llamado. Él se encontraba en desventaja, ya que su licencia no calificaba para el manejo de vehículos pesados.
Las personas a cargo del proceso, hicieron sus alcances al respecto y le bajaron el perfil a la dirección de la prueba. Señalaron que: la nota mínima para aprobar era de un 4.3 y aquella calificación era alcanzable por todos.

El día 26 de enero, recibo correo electrónico para señalarme que: he aprobado la prueba técnica y que una empresa externa de reclutamiento (Mando Medio), será la que me aplique una prueba psicolaboral.
Las pruebas sicológicas son todas, en su gran mayoría, similares en cuanto al test de los colores y las manchas.
La búsqueda de preferencias en los colores y tonalidades, es para detectar el grado de animosidad en el ser interno. 
En cuanto a las manchas de Rorschach, esta prueba es para ver cuanta información contiene el cerebro y puede ser interpretada, observando manchas abstractas. Acá es muy importante determinar que si es un trabajo básico, básicas son las observaciones; en caso contrario, hay que ver varias formas en aquellas manchas asimétricas.
El profesional, cuando aplica este test siempre dirá: “Diga lo que ve. No hay respuestas malas o buenas”

El día 2 de febrero, recibo notificación vía correo electrónico que he aprobado satisfactoriamente el test psicolaboral y me he de presentar, otra vez en Morandé 59, piso 12.
A estas alturas del proceso de selección, ya estaba cierto que el cargo sería mío. Un profesional dedicado a la conducción y que sería entrevistado por los superiores directos, sería una reunión para sellar la relación laboral entre las partes.
Las preguntas fueron de corte tanto profesional como personal. La interrogación se llevó a cabo por el jefe de la unidad de aeropuertos y un representante de los trabajadores, al parecer. Además, estaba la persona encargada del reclutamiento.
No había por qué temer y generar ansiedad. Las preguntas estuvieron dirigidas a casi todas las actividades que ya había realizado, con anterioridad.
Transporte de personal, conducción de camión ¾ y procesos administrativos. Sin embargo, se desliaron dos interrogantes puntuales para hacer más compleja la actividad del cargo: “¿Tiene usted estacionamiento propio en su vivienda? ¿Puede usted hacer cambios de aceite? Tales preguntas se contestaron positivamente y la conversación continuó.
No fueron más de 20 minutos en que los entrevistadores quedaron satisfechos y se dio por terminada la entrevista, con unas grandes sonrisas y unos buenos apretones de manos.

El día 16 de febrero, recibo la llamada de la encargada de reclutamiento y me señala que no he calificado para el puesto. Le solicito que me notifique, de la misma forma como ha venido desarrollándose este proceso, la resolución de este proceso de selección.

 fijate.cl
 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.